29 10月, 2009



28.10.2009 23:50|Torneo Apertura
Independiente festejó su vuelta a casa con un triunfo ante Colón

El Rojo de Gallego jugó por primera vez en el nuevo Libertadores de América y se impuso por 3-2 al Sabalero, que no pudo defender la punta. Silvera (PT 12m), Piatti (PT 43m y ST 27m), Nieto (PT 34m) y Ramírez (ST 43m) hicieron los goles. Laverni expulsó mal al Bichi Fuertes.


Independiente tiene motivos para festejar. Inauguró su nueva casa tras más de tres años de peregrinación por tierras ajenas. Bajó a Colón de la punta del Apertura y con el inobjetable 3-2 se metió de lleno en la pelea por el campeonato.

En el arranque del local fue de ensueño porque el equipo fue ordenado, incisivo y tuvo gol. A los 12, tras un gran habilitación Piatti, Andrés Silvera quedó mano a mano con Pozo y tocó al gol con un remate alto, inatajable para el buen arquero sabalero. El Caqui, el único jugador campeón en el club, grababa otra vez su nombre a fuego en la historia roja por marcar el primer gol oficial en el nuevo estadio.

Cerca estuvo de repetir el ex punta de Huracán y San Lorenzo, pero entre el palo y Pozo evitaron su segundo grito. Independiente, ya en ventaja, seguía haciendo méritos para ampliar porque era amo y señor del mediocampo y porque controlaba bien a los tanques visitantes.

Sin embargo, en los últimos quince minutos se quedó, Bertoglio y Gómez comenzaron a tener más contacto con el balón y en su primera llegada a fondo Colón empató el partido. Ricky se escapó a espaldas de Vella y encontró con su pase a Federico Nieto, quien se tomó su tiempo para dominar el balón y sacar un zapatazo que pegó en el travesaño tras superar a un inmóvil Gabbarini.

La igualdad era demasiado premio para la visita y un castigo excesivo para el local, pero antes del cierre de la primera mitad el Rojo volvió a pasar al frente. Patito Rodríguez desniveló por la izquierda y mandó un centro atrás para que Piatti tocara a la red de derecha.

En el complemento Independiente salió a esperar unos metros más atrás a la espera de una contra y le cedió la iniciativa al Sabalero. Pero, a los 15, Laverni cometió un error garrafal que cambió la tónica del juego: expulsó a Fuertes por un inexistente codazo a Busse, quien hoy actuó mucho mejor de lo que jugó.

Sobre los 27, se volvieron a juntar los hombres de la noche: Silvera tocó para Piatti, quien desairó a Pozzo con un lindo enganche y tocó al gol sobre el cierre de Garce. El 3-1 era el cierre para una noche ideal del equipo de Gallego. Sin embargo, a los 43 descontó Alfredo Ramírez, de cabeza, tras una floja respuesta de Gabbarini, y el propio Ramírez casi lo empata en la última jugada, pero le pegó mal. Recién ahí respiraron aliviados los jugadores e hinchas rojos.



>> El Rojo estrena cancha ante Colón
Luego de casi tres años, Independiente volverá a jugar en su casa. El rival será el entonado Colón de Santa Fe.


Video : TyC Sportes