29 10月, 2009



el Jueves, 29 Octubre
Festejo infernal



Independiente volvió al Libertadores de América y lo hizo con todo: después del espectacular y emocionante recibimiento, el equipo del Tolo Gallego venció merecidamente a Colón, que venía líder, por 3-2, y se prendió nuevamente en la pelea grande. Andrés Silvera e Ignacio Piatti -2-, las figuras de la cancha, marcaron para el Rojo, en tanto que Federico Nieto y Alfredo Ramírez lo hicieron para la visita.

A lo largo de los 90 minutos de juego, Independiente pasó por distintos estados de ánimo: arrancó con toda la alegría del mundo, estalló con el gol de Silvera, masticó bronca con el empate de Nieto, se alivió con el segundo de Piatti y se confió con el tercero del Nacho, pero se terminó con mucho sufrimiento por el nuevo descuento de Ramírez, que después se perdió otro.

El Rojo arrancó bien, contagiado por la algarabía del público, y a los siete minutos ya avisó con un remate de Piatti, el más activo en los primeros compases, que se fue por encima del travesaño. Y ahí nomás volvió a entrar en escena el ex Gimnasia habilitando a Silvera, quien sacó un remate bárbaro a los 12 para vencer la resistencia de Diego Pozo y marcar el primer gol en el Libertadores de América.

Cuatro minutos más tarde pudo haber aumentado la cuenta nuevamente el Cuqui con un cabezazo, pero entre el arquero y el palo evitaron la conquista. Colón seguía desconcertado y el Rojo volvía a inquietar por medio de Silvera, quien no llegó a conectar un buen desborde de Patricio Rodríguez que cruzó toda al área.

Pero, de a poco, Cólón comenzó a crecer, a manejar más y mejor la pelota, hasta que a los 33, en una rápida y efectiva jugada, el equipo de Antonio Mohamed consiguió la igualdad: desborde, centro atrás y Nieto, que está afilado, la colgó del ángulo con un furibundo remate que dejó sin reacción a Adrián Gabbarinni.

El tanto le sentó mejor al Sabalero, que estuvo cerca de desnivelar con un remate de Nicolás Bertoglio que se fue por encima del travesaño. Y cuando peor la pasaba Independiente apareció Patito, buena jugada, centro, aparición de Piatti como 9 y, tras un rebote, dejó tirado a Pozo en el césped y marcó el 2-1 en un momento clave, a los 43 de la primera etapa.

El complemento arrancó muy cortado. Mucho roce, mucha falta, mucha pierna fuerte y poco fútbol. Hasta que un hecho cambió el trámite: a los 15, Esteban Fuertes le propinó un golpe a Walter Busse y se fue expulsado. Mohamed, sacado por la decisión, también debió abandonar el terreno de juego instantes después. Colón estaba al borde del KO y el Rojo iba a aprovechar el hombre de más.

Silvera jugó un gran pase para Piatti, devolviéndole la gentileza del primer gol, y éste dejó desparramado a Pozo y a un defensor de Colón para poner el 3-1 y liquidar el pleito. ¿Liquidar? Así parecía, pero sobre el final, a dos minutos del cierre, la defensa estuvo desatenta y Alfredo Ramírez marcó el descuento de cabeza. Y a la siguiente jugada, el mismo futbolista erró un gol…

Pero fue triunfo, fue festejo completo para Independiente en su vuelta a casa. El Tolo tendrá que seguir ajustando algunas piezas, sobre todo en la faz defensiva, pero qué mejor que hacerlo en este clima festivo. Ahora, el sueño sigue intacto y, sobre todo en casa, hay que alimentarlo sobremanera…

NO TE PIERDAS TAMBIÉN…