09 10月, 2009



Martes 06 Octubre | INDEPENDIENTE Text: Olé

Peinate para la foto
En la apertura del Libertadores el equipo vestirá una camiseta con la cara de 1.000 hinchas.
Y vos podés inmortalizarte en la historia.



Hay cosas que el dinero no puede comprar. Aunque quedar inmortalizado en la historia de Independiente tiene su precio. Porque para la inauguración del Libertadores de América el club diseñará una camiseta especial estampada con las fotos de 1.000 fanáticos. Y aquéllos que estén dispuestos a desembolsar 1.000 pesos formarán parte del equipo que salga a la cancha, en principio, el miércoles 28, frente a Colón. Faltan 20 días, empezá a peinarte...

La idea, generada en el departamento de marketing del Rojo, y que encontró el visto bueno de Julio Comparada, surgió de combinar la pasión del hincha, y la voluntad de colaborar con la construcción del estadio (algunos sugirieron hasta abrir una cuenta en un banco), con la necesidad del club de generar un recurso extraordinario, sin perder la idea de pertenencia. De juntarse las 1.000 personas, lo recaudado llegará al millón de pesos, que irá todo destinado para las obras.

Para que el bolsillo duela un poco menos, está la posibilidad de pagarlo en 24 cuotas con tarjeta de crédito, a razón de $ 41,66 por mes. Las camisetas (pensadas para el modelo blanco, el alternativo) se usarán por única vez, quedarán exhibidas para siempre en el Museo del Rojo y cada hincha recibirá una réplica. Y se harán sólo diez unidades (100 fotos por remera), ya que la usarán todos los titulares, salvo el arquero.

¿Qué se debe hacer para que tu cara quede grabada para siempre? Tenés que enviar una foto 4X4 (tamaño carnet), en blanco y negro, o bien acercarte a la sede social (Mitre 470- Avellaneda), de lunes a viernes de 10 a 19. Hay un teléfono para consultas: 4229-7606/07. Y también un mail: consultasestadio@caindependiente.net.

Las bases del proyecto figuran en www.estadiolibertadoresdeamerica.com. Incluso, en las calles de Avellaneda se pueden leer afiches promocionando la campaña que tiene una segunda opción: grabar una frase emotiva en una placa de acrílico. Formá parte de la historia.