01 12月, 2009


13:32 Lunes 30 Noviembre | INDEPENDIENTE Text : Olé
Preparate, Pato...
Después de guardarse durante una fecha por un golpe en el empeine,
Andrés Silvera volvió a entrenarse a la par del grupo a la espera del clásico ante Boca.




Contra Banfield jugó por orgullo, de cabeza dura. El golpe en el empeine derecho se le extendió por todo el pie. Por eso, la infiltración. Por eso, frente al Taladro hizo lo que pudo y se notó que no estaba al 100%. También por eso prefirió guardarse frente a Huracán, el club que lo vio debutar en Primera. Pero ya está mejor, Boca. Ya está mejor.

Hoy por la mañana, en el primer entrenamiento semanal post 2-0 al Globo, Andrés Silvera ya se entrenó a la par del plantel del Tolo Gallego. Hizo trabajos aeróbicos con el profe Olivera aunque se quedó al margen del fútbol reducido que hicieron aquellos que no participaron del juego del viernes. Igual, se confía en que mañana haga trabajos con pelota y que el sábado (a las 21.10 hs. en La Bombonera), sea titular ante Boca. Pero por las buenas, sin pinchazos.

Por otra parte, uno que terminó con problemas frente al equipo de Parque Patricios fue Lucas Mareque. El lateral volante por izquierda tuvo una entorsis de tobillo derecho aunque llegaría sin dificultades al clásico con el Xeneize.