15 12月, 2009



el Sábado, 12 Diciembre
Uno x Uno, Gracias por Tolo


Adrián Gabbarini:
Cerró el campeonato con su valla invicta. No tuvo demasiado trabajo y por lo general estuvo atento. Demostró que tiene condiciones para ser titular en el arco de Independiente. Fue su primer torneo, y si bien tuvo algún error, completó un gran campeonato.

Eduardo Tuzzio: Tuvo la chance más clara de Independiente en el partido pero, tras un gran enganche, remato por sobre el travesaño. Una lesión lo privó de ser titular en el arranque del campeonato y después sufrió la consolidación de su reemplazante Galeano, sin embargo terminó ganandole la posición al Tano Vella.

Carlos Matheu: Firme y sólido, no perdió casi nunca en la tranquila noche en “La Fortaleza”. Fue el capitán que necesitaba este equipo.

Leonel Galeano: Como para cerrar un gran campeonato, volvió a ser el mejor del equipo. Impasable, tiempista, rápido. Interesantes cualidades de este jóven central por el que seguro llegarán ofertas de Europa. Ojalá podamos disfrutarlo un par de temporadas más.

Lucas Mareque: Castigado por la escasa parcialidad local por su gol en contra ante Banfield, el lateral completó, al igual que sus compañeros de defensa, un match tranquilo. No se mandó en ataque como suele hacerlo. Revirtió los insultos del torneo pasado convirtiendose en un jugador clave.

Luciano Vella: Voluntad y nada más. Está claro que no jugó en su posición y eso le resultó negativo en su rendimiento. Probablemente haya sido el refuerzo que menos rindió.

Walter Acevedo: El Toro distribuyó generalmente bien, aunque quizás le faltó algo de profundidad. Otra grata sorpresa, junto a Galeano, de gran campeonato en el Rojo.

Walter Busse: El incansable volante cumplió una buena tarea desempeñándose esta vez por izquierda, yendo y viniendo como a lo largo del torneo e intentando aportar fluidez al circuito futbolístico del mediocampo. Otra revelación del Rojo.

Ignacio Piatti: Intentó ser la manija del equipo pero no lo logró, así y todo se resaltan las ganas y la enorme calidad que tiene en esa virtuosa pierna derecha. Si el tema de las lesiones lo ayuda y es más constante, Independiente será gran candidato en el Clausura.

Darío Gandín: El goleador del equipo se movió mucho en el primer tiempo obligando a los defensores granates a salir hacia los costados, generó una buena ocasión de gol en el primer tiempo que nadie pudo empujarla y Tuzzio terminó rematando por sobre el travesaño. En el segundo tiempo se lo notó algo cansado y pudo ser expulsado por un patadón. Gran recuperación del goleador a lo largo de este campeonato.

Andrés Silvera: Ayudó en defensa con sus habituales cabezasos pero le faltó un poco en ofensiva, pero ¿que se le puede pedir al Cuqui después de las actuaciones consagratorias que tuvo en los clásicos? Absolutamente nada.

Martín Gómez: Tuvo poca participación en el partido, no le dieron mucho juego y en las pocas que intentó desbordar no llegó a buen término. Sin dudas, otro buen refuerzo elegido por Menotti y Gallego.

Leonel Núñez: No entró nunca en juego, no tuvo muchos minutos y su rendimiento sigue siendo una incertidumbre.

Patricio Rodríguez: No jugó los minutos necesarios como para ser calificado. Está claro que le falta pero tambien lo es que este torneo mostró algunas cosas interesantes que hasta ahora desconociamos.

Tolo Gallego: El gran responsable, junto a Menotti, de que Independiente haya mejorado. Llevo a cabo la limpieza a la que nadie se animó en el club. Y a pesar de que a veces, desde esta columna, se lo criticó por no ir un poco más al frente en el principio del campeonato, supo encontrar el equipo y ahí sí animarse a más, la mala suerte en una jugada contra Banfield impidió su segundo título en el Rojo. Gracias por volver.