29 9月, 2010



Uno x uno vs. Defensor
el Martes, 28 Septiembre 2010

Hilario Navarro (9): el mejor de Independiente. El fue el responsable absoluto de que Defensor no consiguiera una ventaja más amplia.

Carlos Báez (5): inseguro. Lo desbordaron varias veces por su sector y, seguramente por órdenes del DT, casi no pasó la mitad de la cancha. Salvó un gol de Defensor en el complemento, cerrando bien por el medio.

Leonel Galeano (5): al igual que su compañero de zaga, alternó buenas y malas. Arrancó bien, pero la altura de Mauricio Risso lo fue complicando con el correr de los minutos. Igual, sacó mucho.

Julián Velázquez (5): otro que también repartió sus acciones entre positivas y negativas. Tuvo problemas para contener al movedizo Mora.

Lucas Mareque(5): muy contenido, sin casi pasar la línea media, aportó poco. No tuvo grandes inconvenientes en la marca.

Nicolás Cabrera (2): no hizo absolutamente nada. Inentendible cómo duró tanto en el campo de juego.

Eduardo Tuzzio (7): el corazón del equipo. A sus 36 años no para de correr, de ayudar a sus compañeros. Estuvo mordiendo por todos lados. Gran amor propio el del defensor devenido en volante central.

Fernando Godoy (6): se complementó bien con Tuzzio ante un medio complicado como el de Defensor. Igual, en la segunda etapa su imagen se desdibujó.

Federico Mancuello (2): otro que jugó muchísimo tiempo de más. Desconocido, sin convicción, sin nada de todo lo bueno que se vio de él en sus arranques en Primera. No produjo nada positivo para el equipo y perdió muchas pelotas.

Facundo Parra (7): arrancó con todo, pivoteó, aguantó muchas arriba muy bien con Silvera y se bancó todo el segundo tiempo con una mano fracturada. Fue el que más obligó al fondo uruguayo.

Andrés Silvera (5): comenzó como para ser figura, pero se fue apagando. Muy buen primer tiempo, jugando de manera inteligente y hasta asistiendo, en el segundo se perdió.

Martín Gómez (6): el pelado volvió tras una larga inactividad y, las pocas que tocó, las hizo bien, sacándose hombres de encima y desbordando.

Leandro Gracián (4): tuvo la mala fortuna de que, apenas entró, la pelota le rebotó y marcó el gol en contra. Después, casi que ni la tocó.

Patricio Rodríguez (-): jugó pocos minutos.