08 11月, 2010



Uno x Uno: Ni Santos ni Diablos
el Domingo, 7 Noviembre 2010

Hilario Navarro: Una gran atajada al Pipi Romagnoli y no mucho más. No cometió errores graves aunque en el gol de San Lorenzo se durmió pensando que la pelota se iba afuera. No fue el culpable, pero pudo hacer algo más.

Gabriel Vallés: No fue la tarde del mendocino, quien se vio superado en varias ocasiones. Sumó más en ataque mostrándose como opción que en defensa.

Carlitos Matheu: Arrancó perdido (como toda la defensa) pero con el correr de los minutos se fue afianzando y esa característica de líder que tiene no la pierde jamás. Clave que siga sumando minutos.

Julián Velázquez: El Avispa sigue en una buena semana. Sin ser descollante, fue el mejor de la defensa. Colectivamente le costó (como a los cuatro) pero individualmente anticipó muchas pelotas y por momentos pareció impasable.

Maxi Velázquez: Arrancó bien con la pelota y mal con la marca. En el segundo tiempo jugó de volante y generalmente la entregó redonda. Pero le falta para ser el lateral izquierdo clave que era en Lanús.

Fernando Godoy: En el primer tiempo estuvo desconectado con Pellerano en el doble cinco y hasta poco participativo del partido. En el complemento se acomodó y levantó su nivel.

Cristian Pellerano: Sigue sin poder completar un buen partido. No arrancó mal, hacía circular la pelota, pero se terminó quedando en esas intenciones y cometiendo varios errores conceptuales.

Martín Gómez: Si había alguna duda de que puede completar los 90 minutos ya quedó disipada. Fue el mejor de la cancha, exigiendo todo el tiempo a los defensores de San Lorenzo, tanto por derecha en el primer tiempo como por izquierda en el segundo. Imparable. Generó la jugada (con previo foul) del gol de Pacheco y en los últimos minutos no paró de correr y de recibir infracciones (Si lo echaste a Galeano -bien expulsado- ¿no debiste hacer lo mismo con Pereyra y Torres, Sergito?). Gran opción de cara a la revancha con Tolima.

Leandro Gracián: ¿Tiene calidad de sobra? Sí. ¿Es consistente? No. Si el Tano jugara 10 ó 15 minutos más de lo que juega por partido, Independiente, probablemente, ganaría el torneo fácilmente. Tuvo buenos encuentros con Martínez, Gómez y Pacheco. Inclusive clavó un hermoso derechazo en el travesaño. Sin embargo, en el segundo tiempo no participó mucho. Sabe mucho, participa poco.

Nicolás Martínez: Buen partido de Nico, también con algunas lagunas como el Tano, pero intentando siempre ser vertical con una gambeta endiablada. Le faltó el pase final.

Germán Pacheco: Iba camino a ser un partido más en el que se pierde chances claras y que las cosas no terminaban de salirle. Sin embargo, y tras pifiarle, le quedó para la zurda y su remate cruzado besó la red de un estéril Migliore -¿En la 12 era tan malo o un triste mulo?-. Se sacó la mufa el delantero que sigue mostrando que es un jugador participativo y que tiene un buen remate de media distancia. Esperemos que este sea el arranque y no se quede en eso.

Leonel Galeano: Entró para formar la linea de 4 pero terminó, una vez más, yéndose bien expulsado por una patada de atrás. Nunca terminó de acomodarse al partido.

Iván Pérez: Entró a jugar por izquierda y si bien no participó mucho del juego, mostró signos de personalidad. Lo complicó el cambio de punta de Gómez cuando echaron a Galeano.

Brian Nieva: No puede ser calificado por los pocos minutos que jugó.

Antonio Mohamed: Se ve la mano del DT. Recuperación de jugadores, rotación para que todos jueguen y se muestren y una idea de juego clara, sobre todo de mitad de cancha para adelante. Hay que pulir la defensa que comete errores infantiles, pero también es meritorio que San Lorenzo haya quedado tantas veces en offside (y fueron todos).