05 11月, 2010



Uno x Uno: Picadura vale doble
el Miércoles, 3 Noviembre 2010

Hilario Navarro: Líder de la resistencia Roja. Tapó tres jugadas clarísimas de gol y en los tantos no tuvo nada que hacer. Gran figura el correntino.

Julián Velázquez: Al principio le costó marcar a los rápidos delanteros cafeteros pero con el correr de los minutos se acomodó y fue el defensor que más seguridad demostró. El corolario fue el gol de cabeza que deja a Independiente a un paso de la clasificación.

Eduardo Tuzzio: Igual que el Avispa. Un escalón por debajo sólo porque no marcó el tanto, pero su experiencia fue clave.

Leonel Galeano: El más flojo de la linea de 3, sin llegar a jugar mal pero con algunas dudas a la hora de marcar. Sin embargo, cada vez que sube a buscar el cabezazo parece estar a punto de concretar siempre.

Nicolás Cabrera: Uno de los que más corrió. Si bien cometió nuevamente el error de tirar centros en vano de manera sistemática, su aporte fue valioso e incluso, por medio de dos pelotas paradas, vinieron ambos tantos.

Roberto Battión: Sigue sin poder mostrar su potencial en el club. Lento, impreciso, inseguro. Le costó mucho tomar la marca y tampoco distribuyó como sabemos que puede hacerlo. Punto a favor, hacía mucho que no jugaba.

Hernán Fredes: Sin dudas encontró el puesto o es otra persona. Mucha garra, mucho empuje y dos caños para el recuerdo. Supo cuándo abrir la cancha y cuándo retenerla. Bien.

Lucas Mareque: Otro de los que trasladó la pelota de manera correcta, asociándose con Fredes e incluso con Patito. Mejor en la primera mitad que en el complemento.

Patricio Rodríguez: Muy tirado sobre la izquierda, pero sin ser profundo como las últimas veces.

Facundo Parra: Pelea, pelea y pelea. No se cansa nunca. Se tira al piso, roba, cambia de frente. A un delantero se le pide gol y Parra claramente está en deuda. No obstante, se reconoce el constante sacrificio a pesar de la mala racha. Además recibió la “falta” del penal.

Andrés Silvera: El sabio. Sigue demostrando que para jugar al fútbol lo más importante es pensar. Si bien en algunas jugadas del primer tiempo demoró un segundo de más, se mata por el equipo y es sin dudas el mejor jugador de Independiente. La bandera. Excelente ejecución del penal, casi a la altura de la asistencia a Velázquez para la igualdad final.

Maximiliano Velázquez: Fue desbordado y no fue salida.

Martín Gómez: No pesó en el partido por el poco tiempo jugado pero metió un par de corridas de las que ya nos tiene acostumbrado. Interesante.

Fernando Godoy: El Perro no tuvo tiempo para ser calificado. Entró a contener.