10 12月, 2010


Uno x Uno + Ficha y Puntajes: “Gracias por esta alegria”
el Jueves, 9 Diciembre 2010

Hilario Navarro: El correntino nada pudo hacer en el tanto de Rafael Moura. Atajó pelotas clave durante el partido -al mismísimo Moura- y en el suplementario. En los penales hizo una ceremonia ante cada ejecución para poner nerviosos a los ejecutantes. Gran valuarte en toda la Copa. Sus atajadas ante Tolima y Defensor resultaron importantísimas.

Eduardo Tuzzio: Corazón. Sin cumplir una gran actuación (de hecho en el primer tiempo no estuvo muy firme) dejó todo en la cancha, hasta lo que no tenía. Una entrega que emociona, sobre todo teniendo en cuenta que es uno de los jugadores más grandes de edad. La definición por penales lo puso como el heroe de esta película y nadie hizo más meritos que él para estar en ese lugar. Un ejemplo. Un Señor.

Carlos Matheu: No jugó bien. Pero muchos dicen que las finales hay que disputarlas con alma y vida, y está claro que Charly así lo hizo. El capitán del equipo es otro de los que se merecía esta revancha después de haber lidiado con resistencia de la gente y con lesiones graves.

Julián Velázquez: El Avispa marcó el camino con el tanto, y si bien falló en el empate de Moura, después se repuso y dejó todo en la cancha. Como Mareque subía y no había volante por izquierda muchas veces quedó expuesto. Gol clave en Colombia y más clave ayer. Un orgullo de la cantera del club.

Nicolás Cabrera: Definitivamente no fue su partido. Sufrió mucho con la subida del lateral rival y no pudo concluir una jugada bien, de hecho, casi ninguna la pudo terminar. Sin embargo, varios goles de esta conquista vinieron de sus centros y su gol a Defensor fue muy importante.

Roberto Battión: Gran partido del volante central. Distribuyendo con criterio y muchas veces teniendo que llevar el al equipo adelante debido a las marcas personales del Goias. Arrancó como suplente y resistido, terminó como indiscutido jugando dos finales bárbaras.

Hernán Fredes: Lo suyo, extrañamente, fue en este partido más el sacrificio que el juego. Corrió indiscriminadamente lo más que pudo. Le faltó generar más juego pero estuvo por lo general bien marcado. Dio vuelta claramente la historia con la gente. Junto con Hilario y Tuzzio fue de los mejores jugadores del Rojo en la Copa siendo figura en varios partidos.

Lucas Mareque: Otro que corrió todo. Bien en la primera parte, aunque en la segunda le tocó sufrir por la falta de una referencia en la banda izquierda. La salida de Patito más el cansancio de Fredes lo complicó a la hora de la marca. Otro de los que tiene su merecida redención. Las pasó todas, las buenas y las malas. Su derechazo al ángulo en Quito probablemente haya sido uno de los goles más gritados de la Copa. Jugó una serie semifinal impresionante.

Nicolás Martínez: No pudo desequilibrar ni generar juego, estuvo muy bien marcado. Pero si llegamos a donde llegamos es también gracias a aquel cabezazo salvador contra los uruguayos en Avellaneda.

Patricio Rodríguez: El Pato no descolló, pero se la bancó e intentó jugar y hacer jugar siempre, sobre todo en la primera mitad. Además su posición impedía la subida del lateral del Goias. Otro que a base de esfuerzo y de nunca bajar los brazos se ganó el puesto, también la rompió contra Defensor.

Facundo Parra: Siempre, en estas lineas, destacamos y al mismo tiempo criticamos que luchaba más de lo que jugaba. Ayer, luchando, hizo los dos goles que Independiente necesitaba para empardar la eliminatoria. Fue el mejor jugador de la cancha. Se ganó la titularidad indiscutida y su gol a Liga, más allá de los de ayer, también fue importantísimo.

Martín Gómez: El Pelado no tuvo su noche, pero también es justo decir que entró en el momento que el equipo peor fisicamente estaba. Otro que fue clave la noche de Defensor. Se repuso de la lesión que le tocó sufrir y, sumando siempre de afuera sin quejarse, es uno de los que más disfruta.

Leandro Gracián: Igual que Gómez. Su ingreso no era por Rodríguez. Fue uno de los que mejor (sino el mejor) ejecutó el penal (mucha gente no le tenía confianza). Y su noche de gloria, fue cuando le marcó a Argentinos, en el inicio de la Copa, ese gol de visitante que nos clasificó a octavos de final.

Maxi Velázquez: Entró muy tarde. Debió ingresar antes para controlar un poco la desnuda banda izquierda. Se hizo cargo del siempre difícil primer penal. En el inicio de la Copa estaba molesto por no ser titular, sin embargo después sumó como uno más y ayer se dio un abrazo fraternal con Mareque marcando que la competencia es sana.

Andrés Silvera: Si, el Cuqui no jugó, pero como dejarlo afuera de este análisis. Es el jugador más claro de este Independiente campeón, el que también marcó goles clave contra Defensor, Tolima y Liga. Una pena que no haya podido estar ayer, pero estuvo. Gracias Cuqui. Formó parte de los últimos dos planteles de Independiente que dieron la vuelta siendo pieza clave en ambos. ¿Casualidad? No.

Antonio Mohamed: Sin olvidarnos de Garnero y Pavoni, el Turco le cambió la mentalidad a este equipo, o mejor dicho, lo terminó de formar como tal. Es cierto que tuvo fortuna en algunos casos y que se equivocó con algún planteo algo cauteloso (en Brasil). Pero no se puede discutir de que Mohamed tiene el sello en este equipo y que sin él esto no hubiera sido posible. Muy vivo, no se casó con nadie y cuando tuvo que hacer cambios, aun en la final, los hizo sin temblarle la mano. Un gran porcentaje de este logró es sin dudas tuyo Turco.

GRACIAS A TODO EL PLANTEL Y CUERPO TECNICO POR ESTA ALEGRIA QUE DURARA POR MUCHO TIEMPO!