26 1月, 2011



Independiente golpeó primero ante Deportivo Quito
25.01.2011 23:10| Copa Libertadores text: TyC Sports


En Avellaneda, el equipo de Antonio Mohamed consiguió un 2-0 con goles de Matías Defederico (ST 4m) y Patricio Rodríguez (ST 25m) frente al conjunto ecuatoriano, lo que le permite encarar con cierta tranquilidad la revancha por la fase clasificatoria del certamen que se jugará en los 2.850 metros de altura del estadio Atahualpa.

Un segundo tiempo eficaz le bastó este martes a Independiente para atesorar en Avellaneda un triunfo por 2-0 sobre Deportivo Quito, una diferencia que le da una saludable cuota de tranquilidad pensando en la vuelta del próximo martes, por la etapa clasificatoria de la Copa Libertadores. Sin embargo, el Diablo quedó en deuda en la parte futbolística, algo que seguramente poco importará mientras consiga resultados.

En el primer tiempo el Rojo no consiguió aceitar sus engranajes como para crear peligro en los últimos metros. El ímpetu inicial lo tuvo jugando en tres cuartos de cancha, pero estéril a la hora de hacer entrar en acción con claridad a Facundo Parra y Andrés Silvera. Después, para colmo, la visita mejoró en la contención y trasladó la acción al mediocampo, lejos del arco de Marcelo Elizaga.

Lo mejor del conjunto de Antonio Mohamed se vio en los pies de Matías Defederico. Si bien tuvo mejores intenciones que intervenciones, se mostró como alternativa útil y veloz, aunque le faltaron socios para lastimar al rival. Protagonizó la única chance neta del período con un disparo lejano que se fue cerca del palo derecho del arquero. Nicolás Cabrera, demasiado atado a sus funciones defensivas y poco buscado por sus compañeros, no aprovechó del todo un hueco que se generaba por su sector, aunque vislumbró una alternativa.

El complemento arrancó con una acción determinante en favor de Independiente. A los cuatro minutos, en un buen avance que incluyó una posición dudosa de Silvera, el Cuqui se escapó, metió un pase desde la izquierda y Defederico se aprovechó de las dudas en la defensa visitante para definir frente a Elizaga.

El gol levantó los ánimos del Rojo, que empezó a pararse con mayor audacia y dejó espacios que permitió que la visita también se acercara: Julián Velázquez le sacó una pelota en la línea a Julio Bevacqua y, en la misma jugada, Hilario Navarro anticipó mano a mano a Luis Perea y Velázquez volvió a despejar frente al arco el disparo de Michael Quiñonez.

Pero la decisión local pudo más, y volvió a avisar con un intento del entonces sí encendido Silvera que sacó el arquero y a golpear a los 25, cuando una pelota parada lejana de Cabrera picó en el área sin que nadie pudiera tocarla y le cayó a Patricio Rodríguez para que fusilara a Elizaga desde sus narices.

La ventaja por fin parecía conformar a los de Avellaneda, que con menos apuro siguieron intentando aprovechar la lineal defensa ecuatoriana. Parra desperdició dos a causa de la actuación de Elizaga, pero Hilario también se lució frente a Perea.

No hubo entonces tiempo para más. Independiente había logrado su objetivo, pero dejado poco más para disfrutar. Y por ahora, le basta.