02 3月, 2011



Uno x uno: ¿Titulares?

el Domingo, 27 febrero 2011

Hilario Navarro: Venía cumpliendo una gran actuación con varias atajadas importantes a Pavone, pero fue el goleador quien terminó ganando el duelo ante el arquero en la última jugada del partido, donde el correntino respondió de manera liviana.

Eduardo Tuzzio: Controló su sector y, en varias ocasiones, salió jugando con criterio.

Carlos Matheu: Uno de los responsables de que River se llevara la victoria. Marcó muy mal a Pavone, y no sólo en la jugada del gol.

Julián Velázquez: Fue el mejor de la defensa. Siempre cerrando bien a los costados y ganando cada vez que Pavone se tiró por su sector..

Nicolás Cabrera: Mal. No fue salida, no subió con criterio, no pudo aprovechar su buena pegada y finalmente no pudo terminar una jugada bien.

Roberto Battión: Se pareció mucho al de los primeros partidos en Independiente. Lento, impreciso y dubitativo.

Hernán Fredes: Empezó siendo el dueño de la mitad de la cancha. Le duró cinco minutos. Con el correr del partido se cansó y terminó siendo reemplazado.

Lucas Mareque: Tuvo un lindo ida y vuelta con Ferrari, al que con la pelota en los pies lo marcó bien. Faltó más proyección. ¿Limitación propia o mensaje desde el banco?

Patricio Rodríguez: Cada vez que empezaba las jugadas parecía que terminaban en gol, pero desafortunadamente quedaban en la nada. Decidió muchas veces mal. Vale la intención aunque no alcanza.

Matías Defederico: Perdido en el campo. Como el Pato, no se recuerda una jugada bien terminada, pero participó muchísimo menos que el 10.

Andrés Silvera: No fue la noche del Cuqui, quien llegó tarde varias veces y salvo una asistencia a Cabrera no tuvo grandes acciones. De hecho se perdió un gol increíble (por ser él) tras pase de Rodríguez en el complemento.

Leandro Gracián: Intentó jugar pero sus compañeros se quedaron sin piernas. Interesantes cambios de frente.

Cristián Pellerano: Entró y puso garra. Robó varias pelotas y le dio algo de empuje al equipo

Leo Núñez: El técnico lo puso demasiado tarde.

Antonio Mohamed: Evidentemente hoy volvió la versión light del entrenador. Esa que le cuesta ir al frente, ir a buscar el partido. Esa que tiene miedo a perder. Y teniendo miedo a perder, perdió.