16 3月, 2011



Uno x uno, Tumbados

el Jueves, 10 marzo 2011

Hilario Navarro: Caerle con toda la responsabilidad por la derrota al gran arquero sería muy duro. Pero Godoy Cruz pateó dos veces al arco y convirtió tres goles. El tercero fue todo suyo, por el mal saque y la salida apresurada.

Iván Vélez: No es virtuoso ni mucho menos, pero lo suplió con ganas y esfuerzo, sobre todo en el segundo tiempo cuando muchos no aparecían y él se mostraba siempre como opción pidiéndola. En el gol de Fredes en contra pierde la marca en la jugada previa.

Eduardo Tuzzio: Uno de los pocos que rescató la hinchada. Salvo por algún exceso de confianza en el primer tiempo cumplió una buena tarea.

Leonel Galeano: Fue quizás el punto más flojo de una defensa que tuvo que trabajar ante un medio con poca marca.

Lucas Mareque: Arrancó bárbaro, concentrado y metido y fue uno de los pocos, sin lucir en el complemento, que mantuvo esas cualidades hasta el final.

Hernán Fredes: 25 minutos muy buenos donde corrió un montón generando el error tombino. El gol en propia puerta pareció matarlo anímicamente.

Fernando Godoy: Otro que como Fredes y Mareque arrancó con todo, mordiendo por toda la mitad de la cancha. Sin embargo, y producto del desorden generalizado del equipo, en el segundo tiempo jugó mal.

Leandro Gracián: Jugó e hizo jugar a Independiente en ese arranque abrumador. El equipo era muy superior al rival porque al Tano le salían todas, sin embargo se terminó apagando como un fósforo y en el complemento no gravitó.

Patricio Rodríguez: Muy aislado en la izquierda, incluso cuando la jugada estaba en la derecha y pedía que Pato se cerrara. Siempre intenta, pero, a pesar de alguna pizca de mala fortuna, nunca terminó las jugadas como había que hacerlo.

Jairo Castillo: Se lo notó falto de fútbol, de distancia, como que en varias situaciones se tomaba un tiempo de más.

Facundo Parra: Es muy difícil calificar a un delantero de un equipo que perdió, que no participó mucho del juego, pero que metió un gol, que basicamente es lo que se le pide a un goleador. Gran cabezazo el del primer gol y no mucho más para agregar.

Leonel Núñez: Tuvo un par para rematar pero no pudo sacar su misíl. Entró de mediapunta y cuando intentó crear juego, no lo logró.

Matías Defederico: Otro que chocó una y mil veces contra los defensores de Godoy Cruz. Poco claro, le falta confianza, hacer un gol para romper esta malaria.

Antonio Mohamed: Paró un equipo ofensivo, interesante. Pero cuando le dieron vuelta el partido (injustamente) no pudo revertirlo con los cambios, más allá de que estuvieron bien. Sigue sin encontrarle la vuelta al equipo y los plazos se acortan.