03 5月, 2011



Uno x Uno: Faltó animarse

el Lunes, 2 mayo 2011

Hilario Navarro: El correntino no pasó por situaciones complicadas. Los tiros de media distancia los resolvió bien y en el gol no tuvo nada que hacer.

Carlos Matheu: No tuvo un mal partido, pero en el tanto de Palermo se queda parado pidiendo offside en vez de seguir la marca. Sin embargo intentó ser salida.

Eduardo Tuzzio: Líder y caudillo. Gran partido del Señor, quien además se mandó un par de veces al ataque criteriosamente.

Julián Velázquez: Quizás arrancó con problemas con la pelota en los pies, pero se sobrepuso y terminó haciendo un complemento infernal, donde estuvo impasable y le ganó claramente el duelo a Mouche.

Iván Vélez: Siempre fue opción pero la mayoría de las veces terminó mal las jugadas.

Cristian Pellerano: Estuvo muy impreciso con pases cortos que parecían fáciles.

Hernán Fredes: El dueño de la mitad de la cancha y, por qué no, del partido. Fue el que pensaba, el cerebro del equipo. Uno de los pocos -junto a Pato- que encaraban cuando en el primer tiempo reinaba la confusión. Gran segundo tiempo con un muy buen despliegue.

Maxi Velázquez: Participó mucho del juego, pero generalmente lo hizo mal. Parecía como desganado. Algo no tolerable teniendo en cuenta la camiseta que lleva puesta.

Patricio Rodríguez: Vertiginoso. Buen partido de Pato al que siempre le reclamamos concluir las jugadas. Hoy las terminó, si bien ninguna fue gol, las ideas eran buenas e Independiente llevaba riesgo cada vez que él la tenía. Le faltó un socio por su banda.

Facundo Parra: Luchador como siempre pero esta vez le agregó un poco de juego. No deslumbró ni brilló pero cumplió una aceptable tarea.

Andrés Silvera: Participó del -escaso- circuito futbolístico en el primer tiempo con varios cambios de frente. Sin embargo no cumplió una buena actuación. Muy estático en el complemento.

Lucas Villafañez: El Payasito entró y empató el partido, pero no se quedó sólo en eso. Pidió la pelota e intentó jugar siempre. Se lo vio muy motivado por el gol. Tiene pinta de gran jugador, pero recién empieza. No hay que acelerar procesos.

Gabriel Vallés: Entró para formar la línea de cuatro y cumplió.

Roberto Battión: Poco tiempo en cancha.

Antonio Mohamed: Planteo con riesgos formando una línea de tres con Matheu que subía mucho. En el segundo tiempo fue claramente superior a Boca. Va a quedar la espina de saber qué hubiera pasado si el equipo seguía atacando, pero el Turco se mimetizó con el DT que tenía enfrente y decidió cerrar el partido con un empate con sabor a poco. Se podía ganar.