17 5月, 2011



Uno x Uno + Ficha: “Patazo al Olimpo”

el Domingo, 15 mayo 2011

Hilario Navarro: Venía teniendo una gran noche con una gran atajada por tiempo, sin embargo fue el responsable del tanto de los bahienses. A pesar de eso, el saldo es positivo.

Carlos Matheu: Arrancó perdiendo en el mano a mano pero con el correr de los minutos se fue asentando y terminó bien en el complemento, con cruces importantes.

Eduardo Tuzzio: Cubrió bien las espaldas de Matheu y J. Velázquez. Tuvo una noche tranquila y no se mandó al ataque como en otras oportunidades.

Julián Velázquez: También, al igual que Matheu, su nivel creció en el segundo tiempo mostrándose como un bastión de la resistencia roja.

Iván Velez: “Corre Iván, corre”, se llamaría su película. Incesante andar del lateral/volante inclusive apareciendo por el centro y hasta por izquierda. Arrancó sufriendo con Galván pero terminó controlándolo. Se perdió un gol imposible.

Cristian Pellerano: Pelle intentó siempre jugar pero a veces abuso de la tenencia del balón o de la confianza sobre sí mismo.

Hernán Fredes: Corrió desde el minuto uno al 96 sin parar. Intentó jugar y por momentos en el primer tiempo lo logró. En el complemento a veces hizo una de más. Formó un interesante tándem con Maxi Velázquez y Pato.

Maxi Velázquez: Sobrio. No hizo nada de otro mundo pero controló su zona y supo leer que había que darsela al Pato y tirar centros al punto del penal, ya que los centrales de Olimpo tenían muchos problemas.

Patricio Rodríguez: Pasó de apagarse como un fósforo a resurgir como una llamarada imposible de apagar. Hizo todo bien. Cargó de tarjetas amarillas a los defensores rivales que no podían pararlo a no ser con patadas. De hecho sobre una falta a él vino el tanto de Parra y después, cuando el Rojo desperdiciaba ocasiones, agarró la pelota y definió el partido con un golón de antología. Gracias PATO.

Facundo Parra: Otra gran noche del Gladiador que sigue marcando tantos importantísimos, como la noche del Goiás. Las peleó todas y cuando tuvo que parar la pelota lo hizo. También corrió un montón. Muy buen partido del ex Chaca.

Andrés Silvera: Mal. Contrariado. Su juego no pesó ni siquiera afuera del área. Desperdició una chance increíble en el complemento. Muy flojo.

Roberto Battión: Entró a contener y por momentos lo logró.

Lucas Mareque: Rechazó todo lo que pasó cerca.

Leandro Gracián: Sólo jugó escasos minutos.

Antonio Mohamed: Mentalizó al equipo de que era una final y que si no se empezaba a ganar la situación iba a ser muy comprometida. El planteo fue bueno, aunque después del primer gol el equipo se fue tirando atrás por el empuje rival. Sin embargo volvió a insistir con el volante central por el delantero como cambio de cabecera en una muestra de que no aprende de los errores (Vélez, Quilmes, Boca por citar casos de este torneo). Al margen de esto su equipo ganó merecidamente.