30 5月, 2011



Uno x uno + Ficha y puntajes vs. Pincha
el Domingo, 29 mayo 2011

Hilario Navarro: Más allá de algún exceso de confianza, el correntino tuvo una muy buena tarde brindando la seguridad de siempre y estando rápido de piernas para atorar en los mano a mano.

Javier Báez: Con el correr de los minutos se afianzó y ya en el complemento no pareció ser ese jugador con pocos partidos en primera. Brindó garantías.

Leonel Galeano: Su gran revancha fue ese enorme golazo con el que terminó el primer tiempo. En el complemento fue una muralla.

Julián Velázquez: Otro que la rompió, sobre todo en el segundo tiempo. Tuvo mucha participación y fue un bastión en la defensa.

Iván Vélez: El colombiano sufrió a sus espaldas y no se proyectó como en otras ocasiones.

Cristian Pellerano: Arrancó perdido pero lentamente fue consolidándose y mordió muchas pelotas al punto de anular al mediocampo Pincha, que no funcionó.

Hernán Fredes: Buen primer tiempo, siempre intentando jugar. En el complemento perdió muchas pelotas por no tomar decisiones correctas.

Lucas Mareque: Mal. Otro que perdió muchas pelotas por la defectuosa entrega y también tuvo problemas a su espalda.

Leandro Gracián: Autor intelectual del primer gol. El Tano tuvo un buen partido haciendo lo que sabe, circulando el balón de manera limpia.

Lucas Villafañez: Probablemente fue uno de los jugadores que menos participó del partido, pero fue decisivo las veces que le tocó entrar en contacto con el balón y definió el partido en una contra.

Facundo Parra: Sigue siendo elogiable su entrega a la que ahora le suma sabiduría. Maneja los tiempos. Corrió muchísimo, evitó un gol en la línea y generó la jugada del segundo.

Roberto Battión: Empezó frio pero se terminó acomodando al partido.

Nicolás Cabrera: Un par de desbordes que no llegaron a nada.

Leo Núñez: Muy poco tiempo para ser calificado.

Antonio Mohamed: El Turco planteó bien el partido, con una defensa que supo cuándo dar el pase adelante y un mediocampo que en la etapa inicial gano el duelo contra sus pares. En la segunda parte, se dedicó a aguantar y el oportunismo de sus dirigidos le permitió ganar su tercer partido consecutivo.