07 8月, 2011



Uno x uno vs. Júbilo
el Miércoles, 3 agosto 2011

Hilario Navarro: Fue el mejor y gracias a él y sus atajadas Independiente no perdió en los 90.

Iván Vélez: Al principio se lo vio desorientado. Con el correr de los minutos se fue mostrando como opción, sin embargo no le alcanzó para redondear una buena tarea.

Eduardo Tuzzio: Arrancó algo dubitativo pero se afianzó y fue impasable. Marcó el tanto del empate.

Julián Velázquez: No fue su noche. Perdió más de lo que ganó pero al margen generó una sensación de inseguridad constante.

Maxi Velázquez: Uno de los puntos más flojos de la noche. No parece comprometerse con el partido, como que por momentos da la sensación de que está jugando un solteros contra casados.

Hernán Fredes: Otro que estuvo muy flojo. Inexplicablemente en el primer tiempo Mohamed lo puso en la posición que durante 80 partidos en el club no rindió. Después quedó extenuado y no pudo mostrar su juego.

Cristian Pellerano: En el primer tiempo parecía un poste, el doble cinco con Battion pareció complicarlo. En el complemento se acomodó a la posición.

Roberto Battión: Arrancó con el gol en contra pero se recuperó y fue uno de los pocos que no perdió pelotas en el primer tiempo.

Osmar Ferreyra: No pesó en el partido.

Facundo Parra: Luchó como siempre y metió un gol de buena factura.

Marco Pérez: Interesantes piques y un salto asombroso.

Javier Báez: Cometió varios fouls.

Patricio Rodríguez: Algunos chispazos de su juego. Nada más.

Adrián Argachá: Cortó una pelota clave.

Nicolás Cabrera: No jugó muchos minutos.

Leonel Núñez: Entró solo para la definición por penales.

Antonio Mohamed: Planificó el partido de manera especial, pero al parecer nadie le avisó que el rival era Jubilo Iwata y no Barcelona, y que la copa era la Suruga Bank y no el Mundial de clubes. Lo de siempre, un planteo muy cauteloso. Lo grave es el rival contra el que lo hizo.