29 9月, 2011



Uno x uno con Liga
el Miércoles, 28 septiembre 2011

Hilario Navarro: Nada que hacer en los dos goles de Liga. En sus manos estuvieron gran parte de las razones de que el local no se pusiera en ventaja antes ni ampliara después.

Javier Báez: Ambrosí lo anticipa en el primer gol de los ecuatorianos. No pudo, al igual que sus compañeros, parar en ningún momento a Hernán Barcos.

Carlos Matheu: El más firme de los de abajo. Al igual que contra Atlético de Rafaela, mostró estar en condiciones para, al menos, pelear un puesto en la defensa.

Leonel Galeano: Pierde con Barcos en la jugada previa al primer gol. Dio la impresión de que pudo haber hecho algo más. Tuvo el descuento sobre el final, en una muy buena jugada individual, pero se fue apenas al lado del palo.

Iván Vélez: Muy contenido en el lateral derecho. No se mostró como salida.

Adrián Argachá: Lo mismo que Vélez, pero por la izquierda.

Walter Busse: Inició en sus pies la jugada que termina en el mano a mano de Marco Pérez y nada más. De lo más flojo del mediocampo Rojo.

Nicolás Delmonte: Otro que tampoco tuvo una buena noche. Bolaños le ganó siempre las espaldas. Terminó con una contractura. El entrenador, evidentemente, confía mucho en sus condiciones.

Iván Pérez: Que tiene condiciones, nadie lo duda, pero en los últimos partidos que le tocó entrar no hizo lo suficiente como para justificar su titularidad. El de hoy no fue la excepción.

Matías Defederico: Metió una asistencia excelente a Marco Pérez en el primer tiempo que pudo haber terminado en gol. Intentó agarrar la pelota, pero nunca encontró con quien descargar. Deslucido pero, al igual que con Rafaela, fue el único que mostró algo distinto. Sigue sin alcanzarle.

Marco Pérez: Cada vez peor. Tuvo en sus pies lo que hubiese sido el primer gol del partido y lo perdió de manera increíble. Después de eso, cada vez que tuvo la pelota decidió mal.

Julián Velázquez: Entró como lateral derecho y fue amonestado por demorar en un partido que su equipo perdía 2 a 0. Ordenó la defensa. Debe ser titular ante Racing.

Brian Nieva: Sin hacer mucho, su ingreso le dio al equipo una referencia en ataque que hasta ahí no tenía. Decidió mal en una contra cuando tuvo que asistir a un compañero.

Leonel Núñez: Apenas un poco más de cinco minutos en cancha en los que no pudo rematar al arco.

Ramón Díaz: Cuidó a los titulares para el clásico y, discutible o no, es una decisión que lo define. Planteó el partido ante Liga muy atrás y, ya con el 2 a 0, intentó acomodar el equipo de otra manera. Lo que mostró Independiente en el final fue la clara evidencia de que podría haber sido un poco más audaz desde el inicio.