08 9月, 2011



Uno x Uno, gracias Cantero + Ficha y Puntajes vs San Martin
el Miércoles, 7 septiembre 2011

Adrián Gabbarini: Inseguro para retener pelotas que en apariencia eran fáciles. No fue una buena noche para el arquero.

Iván Velez: Flojo en la marca y también con serios problemas de traslados del balón. Tiene menos definición que el caso Cabezas.

Eduardo Tuzzio: El Señor levantó el nivel con relación al partido ante Boca. Dio seguridad y cubrió siempre las espaldas de Velez.

Gabriel Milito: Otro que recuperó el nivel, siempre dando salida limpia y no perdiendo nunca ante los delanteros de San Martín. Es el líder del equipo.

Maxi Velázquez: No se proyectó tanto pero controló su sector con eficiencia.

Nicolás Cabrera: Metió el centro del gol en contra y nada más. No participó del juego y cuando lo hizo no fue criterioso.

Roberto Battión: Mal partido del ex Taladro. Lento, impreciso, perdió varias pelotas importantes en la mitad de cancha.

Cristian Pellerano: Clave en los dos tantos. En el primero por ir a buscar una pelota perdida y casi de casualidad meterla y en el segundo porque es el que hace el pase “habilitando” a Cabrera. Buen partido de Pelle.

Osmar Ferreyra: Le costó adaptarse al partido pero con el correr del mismo lo logró. No es que cumplió una buena actuación pero su tarea fue aceptable.

Facundo Parra: No solo sigue peleado con el gol sino que también esta peleado con las chances de marcar. Es cierto que no recibe juego claro, pero también lo es que cuando tiene la pelota tarda mucho en agilizar el juego.

Marco Pérez: Noche negra para el cafetero. Perdió casi todas las que tocó, ni siquiera ganó en velocidad y tuvo un mano a mano que definió de manera pauperrima.

Nico Delmonte: Entró a contener y siempre hizo “la fácil”. No se complicó.

Fernando Godoy: El Perro, al igual que Delmonte, ingresó para darle más marca al medio que tenía a un Cabrera cansado.

Leonel Galeano: Sin minutos para calificarlo.

Cristian Díaz: Hizo “la gran Santoro”. Planteó un rígido 442 como hacía Pepé cada vez que asumía como interino, buscando de esa manera calmar las aguas. No es la manera que nos gusta, pero el Rojo necesitaba aire y ganó.