20 11月, 2011



Uno x uno, Señor Goleador
el Sábado, 19 noviembre 2011

Adrián Gabbarini: Muy seguro bajo los palos. Siempre respondió cuando se lo exigió.

Eduardo Tuzzio: Volvió El Señor. Recuperó ese nivel que supo tener y además de clausurar la banda derecha, se animó y entró como 9 en su gol y asistió a Parrita en el segundo. Corazón de leon.

Julián Velázquez: Otro que estuvo en un altísimo nivel. Los rivales chocan con el como si fuese una pared.

Gabriel Milito: Sereno, seguro, técnico. El Gaby sigue mostrando que cada día está mejor.

Maxi Velázquez: Buen partido del lateral. Subió poco pero lo justo. Tiró un centro picante en el primer tanto de Independiente y además estuvo firme en la marca.

Fernando Godoy: El Perro no brilló ni mucho menos. Hizo de “rueda de auxilio” de Pellerano en el medio.

Cristian Pellerano: Pelle no arrancó bien, pero se terminó acomodando al partido y participando del interesante circuito de juego que se vio en el segundo tiempo.

Iván Pérez: A veces lo queres matar, y a veces te tenés que sacar el sombrero. Pierde pelotas por intentar jugar pero innecesarias. Y después te define con la calidad que solo los que saben lo hacen. Gran segundo tiempo.

Matías Defederico: Intentó en el primer tiempo pero no parecía salirle una. En el complemento se sumó al circuito y tuvo buenas apariciones individuales que no terminaron en golazos por esas cosas del destino.

Leo Núñez: El Gordo alternó buenas con malas, estuvo muy participativo aunque también bastante errático

Facundo Parra: Por fin se sacó la mufa con un golazo mediante una gran definición. Todo el equipo fue a abrazarlo, necesitaba ese gol como a Moises que se secaran las aguas.

Martín Benítez: Interesante debut. No pareció para nada su primera aparición en Primera División. Mostró movimientos interesantes y la pidió siempre.

Hernán Fredes: Entró en el mejor momento del equipo y se sumó al circuito de juego que enloqueció a Olimpo.

Osmar Ferreyra: Poco tiempo para calificarlo por su juego.

Ramón Díaz: Atacó del minuto 0 al 90. Es lo que se le pide. Hasta realizó cambios “ofensivos” cuando iba ganando (Fredes por Godoy por caso). El mejor partido de Independiente desde que él asumió como DT.