28 5月, 2012



Uno x Uno: Sin Unión
Domingo, 27 mayo 2012

Adrián Gabbarini (7): Dos salvadas providenciales –una en cada tiempo- fueron fundamentales para que su equipo no perdiera el cuarto partido consecutivo.

Eduardo Tuzzio (6): Fuerza y coraje. A pesar del desorden corrió mucho y se sumó al ataque inclusive por izquierda.

Leonel Galeano (5): Tuvo algunos desacoples con Velásquez.

Julián Velázquez (5): Algo dubitativo. Falló en algunos casos en la marca. No fue el de otros partidos.

Osmar Ferreyra (4): Poco participativo y cuando lo hizo no pudo aprovechar su fuerte que son los centros. Todos fueron malos.

Fabián Monserrat (4): Perdido en la cancha. ¿Culpa propia o del DT? En principio arranco por derecha, paso al medio, después a la izquierda y luego volvió a la derecha. Nunca terminó las jugadas, y faltando 20 minutos parecía muy cansado.

Cristian Pellerano (5): El Camello nunca pudo adaptarse al ritmo de juego. Tuvo buenos cambios de frente pero eso no alcanza para redondear una buena tarea. Terminó caminando la cancha.

Hernán Fredes (6): Con muy poco le alcanzó para ser el mejor, exceptuando a Gabba. Fue el único que intentó, que la pidió siempre y que cambió el ritmo en la mitad de cancha. También es cierto que las decisiones que tomó con la pelota en su poder fueron más malas que buenas.

Lucas Villafañez (4): Otra vez demasiado egoísta y perdiendo casi todos los uno contra uno. Flojo lo de Villa.

Patricio Rodríguez (4): Desequilibrante aunque su gran déficit sigue siendo el mismo de siempre, no termina las jugadas.

Ernesto Farías (4): No le salió una. No debe ser fácil jugar cuando te tiran 128 centros, pero también estuvo impreciso con la pelota en los pies.

Patricio Vidal (5): Intentó bastante y también aportó movilidad en un ataque que carecía de la misma. Sin embargo se terminó contagiando de la mediocridad generalizada.

Facundo Parra (5): Casi la emboca en la primera. Después no hizo mucho.

Fernando Godoy (S/C): El Perro no jugó lo suficiente para ser calificado.

Cristian Diaz: No le encuentra la vuelta al equipo. Su esquema de 4-3-3 o 4-2-3-1 no funcionó ya que su equipo abusó del centro. Se lo vio al DT pidiendo que no tiraran más pelotazos al área pero no le hicieron caso. Con los cambios no pudo torcer la historia.