18 6月, 2012



Uno x Uno: Espejos siniestros
Domingo, 17 junio 2012

Hilario Navarro (6): No cometió errores y tapó algún que otro mano a mano.

Eduardo Tuzzio (3): La voluntad y las carencias de siempre. El campo pesado fue su peor enemigo. Cuando pasó al ataque enganchaba para tirar centros con la zurda con el resultado imaginable.

Julián Velázquez (2): Uno de sus peores partidos en primera división. No pareció ser el mismo de siempre. Mal en la marca, mal en los cálculos, mal con la pelota. Bien expulsado. Un desastre.

Gabriel Milito (6): Cometió un solo error en todo el partido, pero nada se le puede decir a un tipo que formaba parte de uno de los mejores equipos de la historia y que vino a retirarse con un rejunte de tristes jugadores de fútbol. Gracias Mariscal y perdón por todo.

Adrián Argachá (5): El Uruguayo a diferencia del 90% de sus compañeros tuvo actitud y puso lo que había que poner. Esto no lo cataloga como bueno ni mucho menos, es limitado, pero hoy se “salvó”.

Fabián Monserrat (3): Perdido como hace rato. ¿Este DT lo puso en primera? Si. ¿Este DT lo hace jugar horrible? También. Tiene él crédito abierto pero asusta su irregularidad.

Fernando Godoy (3): En un futuro haran dvd´s con sus actuaciones para explicarles a las nuevas generaciones como no debe jugar un volante central. No sabe que hacer con la pelota en los pies. No le gusta que le digan “Perro”, aunque los enojados deberían ser los canes.

Hernán Fredes (3): Lo jugó como si fuera un amistoso. Sin ganas, sin decisión, lento. Su partido nos recordó a aquel Fredes que tan criticado era en tiempos no tan lejanos.

Osmar Ferreyra (4): Su principal virtud es la pegada, pero hoy parecía que el equipo no le dejaba patear los tiros libres y los jugaba corto. Ayudó en la mitad de cancha como pudo.

Patricio Vidal (4): Floja actuación. Si bien tuvo la más clara y definió conceptualmente bien, no alcanzó para redondear una buena tarde. No pesó ni lastimó y se fue reemplazado en el entretiempo. De los pocos que terminan la temporada con el crédito abierto.

Ernesto Farias (6): Es el mejor 9 del país y nos queda grandísimo. No lo asisten, no le tiran centros dignos e igual se las ingenia para demostrar toda su categoría. Él sí se merece más. Si se quiere ir -cosa que nunca dijo- habrá que entenderlo.

Lucas Villafañez (5): Fue uno de los pocos que intentó algo. Corrió mucho y lucho solo, aislado, con Farias a20 metros y el resto a 60.

Gabriel Vallés (6): Tuvo actitud, se mostró como opción de salida y, salvo en un par de ocasiones con Romagnoli, no pasó sobresaltos.

Roberto Battion (S/C): En sus pocos minutos en cancha demostró que no cambió nada desde el día en que llegó al club. Está de vacaciones, lo que fue una constante con diferentes cuerpos técnicos, del volante central. Debe irse a fin del torneo.

Cristian Diaz: En casi un torneo entero su equipo juega cada vez peor. Partiendo de la base que jamás lo hizo bien, no sabe atacar, defender, ni mucho menos a que juega. Sigue insistiendo con jugadores que ya dieron sobradas muestras de no estar a la altura del club. ¿Hay algo peor que ver a su equipo? Si, escuchar sus declaraciones.